Helado como ningún otro

Häagen-Dazs ™ ha fabricado helados como ningún otro desde 1961. La visión de nuestro fundador, Reuben Mattus, fue desarrollar el helado más extraordinario que el mundo haya probado, una cucharada de lujo para escapar de lo cotidiano. Y para llegar allí, solo utilizó ingredientes de la más alta calidad, cuidadosamente seleccionados. Como Reuben dijo: “Si eres como todos los demás, estás perdido”. Así que hacemos un helado como ningún otro – lo mejor que se puede hacer.

Apasionados por el helado

Reuben Mattus, desde la edad de nueve años, tuvo la misión de crear un helado de textura sedosa, suave y cremosa con sabores que fueran afines al paladar adulto. Se casó con Rose, un genio de los negocios, y juntos lanzaron Häagen-Dazs ™ con tres sabores simples: chocolate, vainilla y café. Hoy en día tenemos 46 sabores extraordinarios (es mucho lo que hay que probar). Cada paso en el desarrollo de Häagen-Dazs ™ ha sido impulsado por una auténtica pasión por la perfección (imagínate, nos tomó seis años descubrir cómo hacer el mejor helado de fresa).

Comprometidos con los más altos estándares de calidad

Establecemos nuestras propias tendencias y nuestros propios estándares. La devoción de Reuben por ofrecer siempre la más alta calidad cambió la forma en que la gente veía los helados. Ahí es donde inició Häagen-Dazs ™ y en donde estamos hoy. Esto significa tener siempre los mejores ingredientes para garantizar un exquisito sabor. Porque todos merecen experimentar una cucharada de placer.

Comparte con los que quieres

Cuando se trata de ingredientes, Häagen-Dazs ™ merece ser perfecto. Es por eso que cada cucharada de nuestro helado comienza con crema 100% real y la leche más fresca. Luego lo mezclamos con ingredientes cuidadosamente seleccionados para crear un helado con una textura única, aterciopelada y con sabor inolvidable. Cada cucharada de Haagen-Dazs ™ es una experiencia llena de placer, tan buena que no puedes evitar compartirla con los que más quieres (a veces).

Una experiencia como ninguna otra

En 1961, Reuben se dispuso a crear un helado del que pudiera sentirse enormemente orgulloso. Estamos satisfechos de continuar con este legado hasta el día de hoy. No sólo hacemos helados extraordinarios sino creamos momentos extraordinarios. Porque creemos que los pequeños lujos tienen el poder de enriquecer el día a día.